Cuando Mateja y Arjen eran Batman y Robben

15 04 2010

Mateja Kezman y Arjen Robben son dos nombres que están de actualidad. Siendo justos, uno mucho más que otro. Si bien el serbio solo es noticia (y casi únicamente en círculos frikis como Proevolution FM) porque el lunes cumplió 31 años, el holandés es el principal estilete de un Bayern Munich líder de la Bundesliga, finalista de la Copa alemana y semifinalista de la Champions League. Aunque, bueno, en nuestra prensa las menciones estén más 
encaminadas a mencionar al extremo para subrayar la falta de plantilla del Real Madrid.

Mateja, a lo espartano, es Batman

Pero ese no es el tema, que diría aquel. Vamos a trasladarnos a Eindhoven, a la temporada 02/03, primera en la que ambos compartirían vestuario. Lo harían también en los dos años siguientes, aunque la segunda de ellas sería sobre el confortable banquillo de Stamford Bridge, después de su fichaje común por el Chelsea. En ese verano de 2002 el PSV reforzó su ala izquierda con un imberbe alfil de 18 años llamado Robben, que provenía del Groningen. Kezman por aquel entonces ya llevaba dos años en la disciplina holandesa y en su haber una Bota de Bronce, una Supercopa de los Países Bajos y una Erevidisie. Un buen conjunto completado con el fichaje de Guus Hiddink, el rey Midas de los banquillos -no hay nada de casualidad en esto, por supuesto- que buscaba reeditar título doméstico.

Y vaya si lo hicieron. Las puntas de lanza fueron un Kezman que metió 35 goles en 33 partidos –Bota de Plata- y un Robben, sin lesiones cíclicas, que sumó 12 tantos en los mismos partidos. En Champions las cosas no fueron tan bien, ya que fueron últimos de un grupo en el que les superaron Arsenal, Borussia Dortmund y Auxerre. No obstante, la grada decidió premiar a esa conexión maravillosa con los apelativos “Batman y Robben“, en referencia claro al dúo de superhéroes de Marvel.

Robben,con la soltura de Robin

Desde aquel año ya nada volvió a ser como antes. Empezó a producirse una caída suave. “Batman” anotó en la campaña 03/04 8 goles menos y el alter ego de Robin jugó sólo 23 partidos ligueros, acuciado por las molestias físicas. El PSV realizó una temporada también algo más discreta: subcampeones de Erevidisie y cuarto finalistas de Copa y Champions. La debacle total como pareja determinante se produjo ya con los blues, donde ambos pasaron a interpretar papeles secundarios. Uno, más por lesiones; el otro, por falta de adaptación ¿sobrevaloración?.

El destino quiso que los dos terminaran en la capital de España, aunque sin llegar a coincidir en temporada. Una pena para una pareja que marcó un antes y un después en un equipo que ha visto pasar jugadores como Ronaldo,Romario, Cocu o Vennegoor of Hesselink. En la actualidad Batman aka Kezman anda perdido entre cesiones, Paris, San Petersburgo y su deseo de hacerse monje. Robben, a sus 26 años, tiene aún una larga vida futbolística por delante, mientras no se rompa. Con todo, en la retina tulipana quedarán sus galopadas por el Philips Stadium y en la historia de curiosidades que tanto nos gusta, los apodos de este dúo singular.

Los originales





A propósito de Osvaldo

11 04 2010

Después del Clásico de ayer, en unas horas se jugará el segundo enfrentamiento madrileño-catalán de esta jornada. El de los hermanos pequeños que se alían con los foráneos fortachones para molestar al vecino guapete y (más) importante. Espanyol y Atlético de Madrid han ido progresivamente enderezando sus temporadas tras un comienzo de año que barruntaba tragedia. Y en este encuentro podremos disfrutar de los dos jugadores que luchan contra la nueva columna vertebral del Zaragoza -Suazo especialmente- como los fichajes más rentables del mercado de invierno: Tiago y Osvaldo. En el delantero italo-argentino es en quién nos vamos a detener en esta ocasión.

Osvaldo arrastra un dato personal curioso, así, de primeras: dio el salto a Europa con 19 años -temporada 05/06- sin haber jugado un minuto en la 1º División argentina. El histórico Huracán, club en el que militaba en esos momentos, llevaba desde el año 2003 en la División B del país sudamericano – y de hecho no volvería a ascender hasta cuatro años después-. Aún así el Atalanta, también esa campaña en la Serie B, acometió su fichaje. Desde ese instante y hasta enero de 2010, caminó con más pena que gloria entre cesiones y números mediocres, de lo que dan fe en Lecce (el Lecce), Florencia (estuvo en la Fiore) y Bolonia (el Bolonia claro). Fue entonces cuando el chaval se cansó de pasear las maletas por Italia y recaló en el Espanyol, que desde la desaparición de Tamudo se había olvidado de meter goles en serio.

Mejor la crema catalana que los spaguettis

Su balance por ahora son cinco goles -todos ellos le han dado puntos al Espanyol- en trece encuentros. Unos buenos números que le han convertido en el máximo goleador de la plantilla, dato que deja clara la puntería del resto de componentes, y en un fijo en las alineaciones de Pochettino. Dos datos más: el máximo goleador pre-Osvaldo era el centrocampista Joan Verdú con cuatro tantos; Luis García, en 29 partidos, lleva dos goles. Olé, olé y olé.

La importancia que ha adquirido por tanto el italo-argentino de 24 años es suprema y muchas voces desde Cornellá-El Prat claman ya por que los pericos hagan efectiva la opción de compra de cinco millones de euros que guardan sobre el jugador. El Espanyol, club tradicionalmente vendedor y que últimamente no tiene ni para pipas, no posee esa cantidad y va a intentar prorrogar esa cesión una temporada más, medida que el Atalanta en principio vería con buenos ojos. Allí no le quieren ni en pintura y él también se ha encargado de demostrar en sus declaraciones su desarraigo. La problemática sería la de siempre, que el jugador siga haciéndolo bien y aparezca un club más grande o con más dinero que deje a los catalanes sin el ariete.

Y en esa disyuntiva existencial se mueve Osvaldo, que quiere seguir haciendo daño, esta vez al Atlético de Madrid. Nosotros, como madrileños malos que somos, esperamos que en el partido haga más bien poco y si quiere se hinche posteriormente a meter goles para unos blanquiazules que no deberían sufrir mucho de aquí a final de Liga. Suerte errante Osvaldo, en Barcelona parece que has encontrado tu sitio.





Y después de Villa y Torres…¿quién?

17 03 2010

Y de delanteros sigue yendo el asunto, aunque esta vez regresamos al enclave nacional. A 84 días para que empiece el Mundial, en la selección está todo más o menos claro. Solo se duda, grosso modo, de dos puestos: el tercer portero, que por importancia y el nivelazo actual no debe convertirse en un quebradero de cabeza; y el tercer/cuarto delantero, donde el debate debe ser más arduo, ya que a día de hoy no emerge nadie que pueda seguir el nivel de Villa y Fernando Torres. Vamos a analizar las opciones con las que cuenta Vicente del Bosque:

A ver quien se viene con nosotros. (Foto: http://www.elconfidencial.com)

Güiza: Ya no es tan claramente el tercer delantero como lo era antes. Eso sí, si el seleccionador se lleva a cuatro arietes, parece que tendrá su puesto asegurado. Su paso por la Liga Turca, donde cumple ya su segunda temporada, sigue siendo algo gris e incluso este año ha perdido su condición de indiscutible en el Fenerbahçe. Entre la competición doméstica y la Europa League, el jerezano solo suma 8 goles. A su favor, aporta cosas diferentes a los dos cracks que tiene por delante y que goza del síndrome Morientes en su última etapa: rinde mejor con la Roja que con su club. El haber sido pieza clave de la Eurocopa y la idea de que cuando algo funciona casi a la perfección no se toque, le ayudará también.

Negredo: Habitual de las últimas convocatorias, también parece que cuenta con muchas papeletas de ir a Sudáfrica. Después de dos temporadas espectaculares en el Almería, pegó este año el salto al Sevilla, previas calabazas recíprocas entre él y su club de origen, el Real Madrid. Después de un comienzo convincente, se ha ido diluyendo cual dulce azucarillo y a día de hoy firma unos números bastante mediocres (7 goles en 24 partidos de Liga). A parte de su sequía, o quizá como consecuencia o causante de la misma (o todo junto, porqué no), se le ve bastante desquiciado (2 rojas directas en el campeonato) y acelerado, siendo una sombra de lo que todo el mundo intuía. Deberá calmarse y centrarse para gozar de minutos con España.

Fernando Llorente: Perdió su plaza tras la Copa Confederaciones pero su nombre nunca ha sido borrado del todo en las quinielas y ahora, en este momento bajo general, aparece como la gran alternativa. Sus números son similares a los del delantero madrileño (9 tantos en 25 choques) pero su importancia en un equipo que este año está rindiendo bien, como es el Athletic de Bilbao, es capital. Se encuentra en una relativa buena forma y a la selección puede aportar, en determinados momentos de apuro y/o asedio, un mejor manejo de la parcela aérea (entre otras cosas, porque tiene un gran manejo del balón con los pies). Es una obviedad decir que es más que un tronco. Además, como demostró en la entrevista que nos concedió, y que podéis leer aquí o escucharla directamente, le hace una ilusión loca estar en el Mundial.

Vaya dilema. (Foto: http://www.euro.mediotiempo.com)

Soldado: Era uno de los nombres que también sonaba ya que es el segundo máximo goleador nacional en Liga detrás de Villa, pero una posible rotura de menisco, que hoy podría confirmarse, le dejaría fuera el resto de temporada y, con total seguridad, de la posibilidad de billete a Sudáfrica. Seguiremos contándolo.

Suenan muy lejanos otros nombres como Aritz Aduriz -empezó como un tiro pero lleva 10 jornadas sin marcar y perdiendo protagonismo en el Mallorca– o Joseba Llorente, que alterna titularidades y minutos con Rossi y Nilmar en la delantera del Villarreal. Fríos fríos en principio, y más teniendo la generación de centrocampistas que tenemos, pudiendo jugar muchos de ellos de mediapunta. Aún así, siempre se pueden esperar sorpresas, rollo Bojan (no su paranoia, sino la convocatoria).

A modo de pinceladas finales, desear que no haya ninguna lesión -especialmente pensando en Villa, el mejor y más efectivo goleador con la selección- y que el resto se pongan un poco las pilas. Por su bien, y por el todos.





Felicidades, Edin

17 03 2010

Tal día como hoy, hace 24 años, vino al mundo el que actualmente es, sin ningún género de dudas, uno de los delanteros con mayor potencial del planeta. Edin Dzeko, bosnio y delantero a partes casi iguales, ganó la Bundesliga el año pasado en el Wolfsburgo apuntándose 30 goles en 40 partidos oficiales, superado en el pichichi de la competición sólo por su compañero Grafite, también con hueco propio en este blog. Edin Dzeko Milan

Como era de esperar, llamó la atención en el continente que un chico de 1´93 metros se hinchara a meter goles de todos los colores para que un equipo de pelaje mediano gane la primera liga de su historia. Salieron los entendidos de turno en este caso a hablar de las bondades del bueno de Edin con las keywords de siempre para delanteros de su perfil: que si buen juego de espaldas, que si imponente juego aéreo, que si sorprendente buen manejo del balón con los pies… lo tipiquísimo.

Pero Dzeko es muchísimo más que eso. Dzeko es fuerza, personalidad, constancia, regularidad, silencio. No abre la boca, no alza la voz, y te clava los goles sin que te de tiempo a saber contra qué equipo estás jugando. Que se lo pregunten al Villarreal, quien ha tenido la mala fortuna de cruzárselo en 1/16 de final de la Europa League.

Y juega bien con los pies de verdad, no como antes se ha dicho de otros tallos como Carew, Fernando Llorente, Zigic, Koller o Crouch. Tiene regate en velocidad, buena visión de juego y además, ambición, ganas de salir y crecer. En más de una ocasión se ha declarado milanista de toda la vida, aunque quizás esto tenga algo que ver con el interés del equipo de Berlusconi, que ya ha cerrado un precontrato esta temporada para llevárselo después del Mundial a cambio de 25 millones de euros.

Hoy Dzeko cumple 24 años, y ya tiene enamorada a toda Europa. Veremos si cuando cumpla los 25 ha consumado o se conforma con ir bandazos como tantas otras veces hemos visto en otros personajes tan prometedores como difíciles de defender en el anonimato.





Grafite, el Güiza brasileño

5 03 2010

Edinaldo Batista, conocido como Grafite, es un brasileño muy atípico.  A un mes de cumplir los 31 años, debutó con la selección brasileña en el amistoso contra Irlanda, convocado por Dunga para cubrir la baja del sevillista Luis Fabiano, que lleva todo el año moñeando con las lesiones musculares (y eso huele a huida al Brasileirao en breve).

A buenas horas mangas verdes

Grafité es un delantero de 1,89 metros, que hasta hace dos temporadas no había hecho nada destacable aparte de protagonizar un sonado incidente en 2005, cuando jugaba en el Sao Paulo. Durante un partido de la Copa Libertadores, un jugador argentino del equipo contrario le llamó “negro” y se armó la de Dios es Cristo. Desábato (que así se llamaba el agresor verbal), fue incluso encarcelado por aquello.

El chico, que navegaba sin rumbo por el país de la samba, llegó a jugar incluso en la liga surcoreana. Pero Francia le rescató del lodo y en 2006 firmó por el LeMans, que ni por asomo es de los punteros de la Ligue One, pero que le dio a conocer en Europa cuando ya tenía 27 años. Sólo una temporada después se lo llevaría el Wolfsburgo alemán, y ahí ha terminado de reventar por los cuatro costados, aumentando la leyenda de la madurez del delantero, anteriormente defendida por otros delanteros como Luca Toni o Dani Güiza, que nos pilla más cerca.

Grafite fue la temporada pasada uno de los máximos artífices del título liguero conquistado por el Wolfsburgo: fue elegido mejor jugador de la Bundesliga y terminó pichichi, con 28 goles anotados. Datos que clamaban al cielo para su convocatoria por la “canarinha”, que ha llegado tarde, pero ha llegado. Ahora, huele a mundialista. ¿Cuántos años le quedan en esa élite? Chi lo sá. O le ficha el Milan o se vuelve a su país a patrocinar los JJ.OO de Río 2016. Pero sea como fuere, es un crack.





A propósito de Raúl

28 02 2010

Llevaba tiempo desaparecido, no estaba, y muchos no le esperaban. Pero entró en el minuto 79 del partido ante el Tenerife y cerró la goleada del Madrid (1-5) con un golito marca de la casa en el descuento. Raúl González Blanco, aún el gran capitán del equipo blanco, rompe así una racha de cuatro meses sin marcar.

Raúl selección pero YA

El último tanto oficial del 7 blanco databa del 21 de octubre de 2009, y el rival de por aquel entonces no desmerecía. Fue el Milan, y en el Bernabéu, el equipo que tuvo el privilegio de sufrir el último tanto de Raúl en casa. Cuatro días antes, le había hecho un doblete al Valladolid en Liga, y también en casa.

Hay que remontarse a la temporada 2005-2006 para volver a encontrar una racha goleadora tan negativa del capitán blanco. Claro que en aquel entonces, Raúl cayó lesionado en noviembre ante el Barça, no reaparecería hasta mediados de febrero, y ya no marcaría más ese año, donde sólo consiguió 5 goles, sólo uno más de los que lleva ahora.

A pesar de haberse convertido en un habitual del banquillo, el jugador ha asumido su rol y todo su entorno entiende que vaya perdiendo peso en el equipo merced a la fuerza y la juventud de sus compañeros, que le han prejubilado. Sin embargo, Raúl sigue sumando cifras históricas a su haber: con el gol de Tenerife, iguala los goles de Di Stefano en Primera División (227).





El año que el Getafe quiso a Messi y Robinho

4 02 2010

Cualquier equipo de fútbol del mundo (salvo quizás el Barça de Guardiola) querría tener en sus filas a Robinho y Leo Messi, dos de los jugadores más desequilibrantes del planeta.

Pero sólo un equipo a lo largo de la historia lo ha intentado de verdad: y en contra de lo que pueda parecer no se trata, ni mucho menos, de uno de los equipos considerados “grandes”.

En verano de 2005, cuando el Real Madrid andaba inmerso en las negociaciones con el Santos por el traspaso de Robinho, el presidente del Getafe Ángel Torres se puso en contacto con el club blanco para solicitar formalmente la cesión del brasileño.

La idea de Torres era ofrecerse para que Robinho fuera cogiendo experiencia en el equipo azulón (como después pasaría con De la Red o Granero), pero el Madrid le transmitió la firme intención de contar con el habilidoso extremo brasileño de inicio en el primer equipo.

No contento con aquello, el presidente del Getafe también contactó con el Barça para preguntar por la situación de Messi, que por aquel entonces acababa de cumplir 18 años y sólo había disputado 7 encuentros oficiales en Primera División.

Messi, a lo suyo

La competencia ese año iba a ser feroz para el argentino, y Torres volvió a ofrecer a su equipo para foguear al que hoy en día es el mejor jugador del mundo. Lógicamente, los directivos barcelonistas ni se plantearon la opción de ceder a Messi al Getafe.

¿Se imaginan los lectores una pareja Robinho-Messi en el Getafe de la 2005/2006?