El demérito de ser los mejores

24 06 2010

Con permiso de Argentina, Brasil, y la horda de equipos americanos que se ha incrustado en los octavos de final, España tiene ante sí una oportunidad que ni pintada para auparse a la cima del fútbol mundial. Primero, claro está, tendrán que quitarse de encima a Chile, la nueva Brasil del 70, probablemente uno de los equipos más interesantes de lo que hemos visto de campeonato.

Una vez superado el trance de la primera fase, España se medirá en octavos bien a los brasileños o bien a Portugal, la única europea junto a Holanda que todavía mantiene semi-intacto su honor. Toda vez que han quedado fuera Francia e Italia, subcampeona y campeona respectivamente del último Mundial, el camino parece despejado de ‘cocos’.

Sin embargo, por el bien del fútbol y de la conciencia común, casi es preferible un Mundial clásico, donde todas los equipos simpáticos vayan cayendo a manos de  las favoritas de verdad. Así te evitas que, en caso de victoria, emerjan los de siempre, los puristas, los enamorados de la realidad paralela, a restarle méritos a una selección, la española, con la que nadie quiere enfrentarse.

Francia, última de su grupo (como en la Eurocopa). Italia, fracaso rotundo a la hora de intentar mantener su fidelidad a la carambola. Y entre Alemania e Inglaterra, a cual menos fiable, se disputará una plaza en cuartos. Están cayendo como moscas. Ahora sólo queda que lata en el pecho de La Roja el germen campeón, el orgullo de la campeona de Europa. Luego habrá tiempo para desentenderse de los soplapollas que le resten mérito a ganar un Mundial.





El que (parece que) nunca hace nada

17 06 2010

Segunda ronda de asaltos en Sudáfrica, turno de Argentina, la favoritísima. Sobre todo después del descalabro de España ante Suiza, con el que muchos medios afines a la albiceleste se han cansado de hacer sangre. El partido no se preveía tan fácil como fue al final. Corea del Sur, la sorpresa de la primera jornada tras ganar 2-0 a Grecia, sería quien midiera las aspiraciones reales de un conjunto que contra Nigeria sufrió un empacho de juego en horizontal.

Higuaín Corea FOTO: Fifa.com

Eres enorme

Algo despertó en el pecho de las huestes de Maradona. Una vibración, un tic, o un golpe de suerte, el que llevó el primer gol a las redes en forma de desafortunado rechace (o rechazo) asiático contra su propia portería. Un bocado de mediocridad que a Maradona le seguía valiendo para mantener el rédito y sacar brillo a la etiqueta de aspirante a campeona del mundo. Pero había dos tipos a los que les apetecía ganar de otra forma. Quizás jugando bien, que es lo que vende.

Primero despertó Messi, que sigue haciendo crucigramas cada vez que juega con su selección. Un rumor incansable que al final se levantará contra el planeta por sus críticas, enseñará los dientes, levantará el trofeo diseñado por Jules Rimet, y gritará aquello de “Que la sigan chupando”. Aunque con más tino, y mucha menos sangre que su padrino futbolístico, el otrora drogodependiente que, sin haber acudido a una sola clase del curso de entrenador, dirige a una de las selecciones más importantes del mundo.

‘La Pulga’, sin embargo, sigue manteniendo su rol secundario. Por delante tenía al “otro”, al amigo simpático, al que te pasa los apuntes dos días antes del examen, el que te presenta a la que va a ser la mujer de tu vida. Gonzalo Higuaín, siempre en la sombra, siempre infravalorado, siempre luchando y siempre defendiéndose, se metió un hat-trick en el bolsillo y se quedó tan ancho. Señalado por todos, efigie del esfuerzo y la humildad. Llega y clava tres goles en un Mundial, contra Corea del Sur. Esa selección a la que nos costó Dios y ayuda ganar por la mínima en un amistoso, la misma que nos eliminó en 2002, robo mediante.

Los elogios se los sigue llevando Messi porque es el que sale en los anuncios de Adidas. Y porque a veces también es genial. Pero ojo al Pipa, porque es otro que se está cansando de sentirse apartado de los focos. Y, ahora sí, tiemblan el resto de “favoritas”.





Qué fácil es cerrarles la boca

22 03 2010

Messi SPORT