Cambio en el Madrid: se va Manolo, entra José

26 05 2010

“LA ESTABILIDAD PARA EL MADRID ES GANAR Y SER LÍDERES EN EUROPA Y EN EL MUNDO, NO MANTENER AL ENTRENADOR”

Con estas palabras ha justificado Florentino Pérez el despido de Manuel Pellegrini como entrenador del Real Madrid. En una rueda de prensa oficial del presidente blanco convocada hoy, han quedado resueltos los dos secretos más voceados que se recuerdan dentro del club blanco en los últimos años. Uno, que Pellegrini firmará el finiquito y su aventura como entrenador en el Bernabéu ha quedado reducida a una temporada. El otro, como no podía ser de otra manera, que Mourinho será el próximo entrenador del Real Madrid, aunque esto todavía no es oficial. El técnico portugués se ha marchado de vacaciones adelantando que trabajará la próxima temporada en España, pero todavía quedan por resolver los flecos de su marcha del Inter de Milán.

Florentino, que pagará cuatro millones a Pellegrini por el año de contrato que le quedaba con el Madrid, se ha gastado en el chileno un total de doce kilos: cuatro por traerlo, cuatro por mantenerlo un año, y estos cuatro por echarle. Por hacer una comparación rápida y sencilla, el mismo dinero que le costó Higuaín a Ramón Calderón. La llegada de Mourinho, por su parte, todavía no entiende cifras a pesar de lo que muchos medios están obsesionados por adelantar, pero Moratti, presidente nerazzuro, no va a facilitar su salida a pesar del acuerdo verbal al que llegó con el portugués. Según éste, Mourinho podría pedir irse gratis del Inter en caso de ganar la Champions, como así ha sucedido.

Así que nada. Se va el hombre (demasiado) tranquilo y entra en su lugar el nervio, la estrategia y el desafío. Veremos por dónde le sale la jugada a Florentino, millones aparte.

Anuncios




Chavales, que esto no es el FIFA

25 05 2010

El Arsenal ha tasado a Cesc en casi 80 millones de euros, y Llorente, presidente del Valencia, ha advertido que “si van a ofrecer 30 millones por Silva, que ni llamen”. Buena forma de detener el exagerado flujo de fichajes importantes antes del Mundial.

Lo de Villa por el Barcelona había sido demasiado fácil. Estaba hablado, apalabrado y cerrado desde hacía tiempo. Fichajes así no se acometen de un día para otro, evitando además las filtraciones de la prensa. Por eso, cuando salió el Madrid queriendo cerrar a Silva y el Barça volvió a la carga para llevarse a Cesc, sus equipos se han plantado.

El fichaje de Cesc por el Barcelona es una historia de amor condenada a un final feliz, quiera o no Wenger. El jugador ha declarado públicamente que quiere fichar por el Barça, ha hablado con su entrenador y ahora es el club quien tiene que ponerle precio. Pero los gunners, lógicamente, no van a dejar salir por cuatro duros a su capitán. La oferta de 35 millones que ha presentado el Barça queda ridículamente lejos de los casi 80 que pide el conjunto londinense.

Lo de Silva es lo de siempre. El Valencia se resiste a vender al Madrid. Lo hizo con Mendieta, con Ayala y, la temporada pasada, con el propio David Villa. Manuel Llorente, que vendió a Villa al Barça sin problemas y sin un sólo “pero”, pretende ahora desangrar al Madrid. Insinúa que el precio de Silva será superior al del asturiano, porque “es más joven”. Una posición comprensible, pero incoherente.

Sea como fuera, hay que quitarse la venda. Jugadores como Cesc y Silva, jóvenes e internacionales por España, no iban a salir de sus clubes tan fácilmente. En los videojuegos funciona así, en la vida real, de momento, no.





Mourinho se quita la careta: irá al Madrid

23 05 2010

Tras la final de la Champions, ganada una vez más de forma impecable por su Inter de Milán, José Mourinho declaró en dos medios diferentes que su trabajo en Italia “había concluido”, que ya “no podía ganar más” allí y que el único equipo que había hablado con él había sido “el Madrid”. Las mejores perlas las dejó en italiano, ante los periodistas de Sky Sports, justo después del pitido final. Inter triplete

‘Mou’, además, ya fue sentando las bases de lo que quiere encontrarse en el club blanco: “Voy detrás de nuevos estímulos (…) y el Real es un equipo que está en sintonía con mi afán de asumir retos”. De poco le sirvió al técnico de Setúbal que Javier Zanetti le diera el abrazo del oso, haciéndole saltar las lágrimas con sus enconadas peticiones para que se quedara. El lunes es el día para confirmar la salida de Pellegrini y la llegada de un entrenador que, le duela a quien le duela, ha conseguido hasta el momento lo mismo que el Barcelona la temporada pasada por estas fechas: Liga, Copa y Champions. Triplete.

Pero llega el momento de firmar a Mourinho y la gente se para y reflexiona. ¿Es de verdad el técnico idóneo para el Madrid? ¿Tan urgente es la consecución de títulos? Es un hombre de pocas (o nulas) rotaciones, de ideas fijas. No tiene plan B, porque su plan A le basta y le sobra. Cuenta lo justo con los jóvenes, con la cantera. Si el conjunto blanco quiere resultados a corto plazo, desde luego, ‘Mou’ es su hombre.

Pero a cualquiera le entran sudores fríos imaginándose a todo un Real Madrid defendiendo con ocho jugadores y confiando en la cabalgada de un delantero perdido arriba, que es como el Inter ha planteado los partidos más importantes de la temporada. Está hecho, llegará al banquillo blanco. Pero no sólo va a cambiar el trabajo dentro del equipo, sino toda la filosofía del club, con todo lo que ello implica. Toca plantearse si ha llegado el momento de variar el discurso, y dejar la “excelencia” blanca en manos del nuevo Maquiavelo.





Forlán irá al Mundial: Raúl y Guti, no

13 05 2010
  • ATAQUE DE EUROPEÍSMO ROJIBLANCO Ahora, sí

Con razón, justificadísimo. Cualquier tópico sobre la final de Hamburgo y la consecución de la Europa League se queda corto. Tuvo que ser Forlán, y tuvo que ser al final de la prórroga. Contra un Fulham que decepcionó, que terminó con Dempsey como referencia en ataque. Con Raúl García y Assunçao, que siempre caminan sobre el alambre, secando a Etuhu y Murphy, una pareja con mucha mejor prensa. La sombra de Tiago no es tan alargada. Al final, el 9º de la Liga se impuso al 12º de la Premier, culminando un camino en el que ambos dejaron atrás equipos como Liverpool, Valencia, Juventus o Wolfsburgo. Casi medio siglo después, el Atlético levantó un título europeo. Y Forlán, que mandó chuparla a las gradas, vuelve a ser el héroe de antaño.

  • ¿PERO QUÉ MIERDA SON LAS PRESELECCIONES?

Que los seleccionadores nacionales estuvieran obligados a presentar una lista de 30 pre-convocados NO VINCULANTE a la FIFA huele raro. Hay muchos premios (Valdés, Insaurralde, Grafite…) y muchas collejas (Benzema, Ronaldinho, Cassano…). Parece, en todo caso, una medida para rebajar la tensión, un movimiento publicitario para recordar que en un mes tenemos Mundial. Porque al final, hay siete descartes en cada pre-convocatoria. Y al no ser vinculante, los técnicos pueden introducir los cambios que quieran de aquí a que comiencen las concentraciones. Así, Raúl, Reyes, Guti, Edmundo, Le Tissier y el Chori Castro todavía albergan esperanzas de terminar viajando a Sudáfrica.

  • COMO TRUEBA, CON OJO EN PUCELA Y OTRO EN MÁLAGA

La matemática, la lógica y el polen no engañan. Esta jornada, última del campeonato, se decide todo, salvo que el Mallorca jugará competición europea y que el Valencia será tercero. Está por definir cuál será el equipo que cerrará el curso sufriendo el rídiculo de irse al verano de vacío, si el imperialista Madrid blanco del récord de puntos y de victorias, o el todopoderoso Barcelona que, de todas todas, puede terminar la temporada con los mismos (o menos) títulos que el Atlético de Madrid (o el Porstmouth). El Madrid visita Málaga, un equipo que ha terminado hundiéndose a pesar de Obinna y el mártir Mtiliga. Y el Barça recibe al Valladolid de Pelé y Manucho. Al Valladolid de Clemente, anti-madridista y cuya profesionalidad puso en duda Míchel en 2002, en una columna publicada en la atalaya de Inda. Si el técnico azulón acertó, la desazón de descender se verá compensada con el lagrimeo de los insignes que dejarán el Madrid, despidiéndose sin título. Dudek, no. Dudek se queda otro año más.





El silencio del Bernabéu

10 05 2010

Nada fue distinto el sábado por la noche en el Bernabéu. Bueno, la cosa se agravó ligeramente. En el descanso del choque de los blancos ante el Athletic de Bilbao, el marcador reflejaba 1-1 ante unos leones que llevaban 25 minutos con un jugador menos. Tampoco las noticias que llegaban desde Sevilla eran buenas. El Barça ganaba 0-2. La Liga se escapaba. Con los dos equipos en vestuarios, los azulgranas eran campeones. ¿Y cuál fue la reacción en la grada? Silencio. Es más, hubo gente que se marchó, dando por perdida la lucha. Cayendo en la guerra, da igual ganar esta batalla, pensarían.

En instantes de reveses y pesimismo una consecuencia lógica puede ser el abatimiento y la desconexión pero…¿de todo un campo? ¿Siempre igual? ¿No brota en el interior de ningún aficionado el espíritu de levantamiento? Ese silencio en las gradas, cuando vienen mal dadas, es tónica habitual en el Bernabéu. La profesión va por dentro, eso estoy seguro, porque cualquier gol rival molestará tanto al aficionado blanco (real) como a cualquier otro.

Pero…nunca, así, de la nada, se ha creado energía positiva en forma de vitores. Alguien externo siempre ha tenido que despertales del letargo, zarandearles en la pasividad. Unas veces ha sido desde el propio club –Juntos podemos, por ejemplo-, otras desde la prensa -la Cofradía del Clavo Ardiendo o “La conjura de los 98 puntos”- o gracias al propio equipo, que se ha levantado moribundo para que el aliento de la grada le dé, ahora sí, algo de oxígeno. El motu proprio no funciona en la hinchada de Chamartín, que se sube al carro cuando ya está en movimiento.

Los que no estéis de acuerdo con esta tesis argumentaréis que los espectadores de Chamartín han tenido mucho que ver en algunas reacciones de los blancos. Y no os quitaré la razón, pero sí apuntaré a que siempre ese levantamiento ha necesitado un estímulo. Para que ese aliento llegara a los jugadores, alguien tenía que hacerles reaccionar, y casi siempre han de ser ellos mismos, ya que el “jugador número 12” tarda en aparecer en esos momentos. Unos futbolistas muy proclives, por cierto, a empezar los partidos sesteando y con la necesidad de una activación de pulsaciones. Una reacción en forma de gol más generada por el empuje, el carácter y la camiseta que por otra cosa.

En alguna ocasión he escuchado que las aficiones son de dos clases: las que hacen despertar a los equipos y las que necesitan un entorno favorable para enchufarse en los partidos. Sin hablar de mejores y peores, sí me parecen más admirables las del primer grupo. Eso sí, la tendencia general, al menos en España, es la de ser más crítico y menos paciente. Hay migración masiva del primer bando al segundo. El aficionado del Madrid lleva tiempo, sin embargo, instalado en el mismo. Como diría el anuncio, FUJITSU.





No es otro estúpido artículo sobre Pellegrini

1 05 2010

MARCA se ha querido quitar de encima a Pellegrini casi desde que llegó, con la única excusa de que fue Valdano quien lo trajo. Florentino Pérez, tan ser superior como siempre, miró con recelo la apuesta filosófica del ‘príncipe’, porque a él le van otro tipo de entrenadores. Le van los entrenadores a los que poder manejar, a los que intimidar con su chequera. Por eso, Wenger, Benítez o Mourinho jamás serán entrenadores del Madrid. Bueno, quizás el portugués sí, por eso de ser el mejor pagado del mundo y tal. El dinero, como bien sabemos, llama al dinero.

El caso es que desde que Del Bosque ganó 2 Champions y fue echado del club con una sonora e impertérrita patada en el culo (porque no hay otra forma más gráfica de definir su marcha), no ha sentido el banquillo del Bernabéu un culo tan señorial como el de Manuel Pellegrini. El chileno puso su montoncito de arena para que el Villarreal fuera grande en Europa, y en su primera temporada en el Madrid, está a un sólo punto de igualar el récord de puntos histórico en una Liga de 20 equipos. Algo que le habría hecho campeón matemático en febrero de no ser porque delante tiene al mejor Barcelona de la historia.

La excusa del Lyon y del Alcorcón huele a madriditis. Fueron derrotas dolorosas, en cruces teóricamente sencillos para un equipo construido a billetazo limpio. Pero Pellegrini, a quien no le ha hecho falta decir en ningún momento lo anchas que son sus espaldas y lo bien que soporta las críticas que van dirigidas a otros, ha tragado y ha seguido trabajando. Otro entrenador hubiera puesto malas caras y hubiera dado el portazo antes de tiempo, como hizo Camacho con la excusa de “veo cosas que no me gustan en este club”.

Pellegrini no va a seguir en el Madrid porque es un señor. Paradójico, teniendo en cuenta que precisamente el club blanco se enorgullece semana sí y semana también de cagar señorío.





Las (auténticas) claves del clásico

8 04 2010

Antes, siempre que se enfrentaban Barcelona y Real Madrid, estábamos ante “el partido del siglo”. Y daba igual que Oleguer fuera titular, porque el mundo se paralizaba. Hay países enteros cuyo nombre no habíamos oído nunca, que se sientan en masa delante del televisor para seguir lo que todos los medios llaman “el clásico”, un partido cuya trascendencia esta temporada se redobla por motivos estadísticos que ya estamos aburridos de leer (que si el récord de los 77 puntos, que si la liga bicéfala…). Pero eso son chorradas.

Las verdaderas claves de este Real Madrid-Barcelona no están en los tres puntos, ni en el 2-6, ni en Cristiano ni en Messi. Hay que ahondar mucho más para llegar a la raíz del partido, para tomar consciencia de que estamos ante noventa minutos únicos. Estos días, todos los medios están luciéndose con portadas, reportajes y giros de tuerca tendenciosos. A ProEvolutionFM, de momento, le sobra con esta chorradita.

El famoso hombre del bigote

  • ARBELOA FRANCOTIRADOR. Las leyes de la lógica futbolística (si es que las hay), auguran un enfrentamiento entre Arbeloa y Messi sobre el terreno de juego. El salmantino, que no conoce medio legal para parar a Leo, ya se ha agenciado de armas en el mercado negro para intentar incomodar el gambeteo del 10.
  • MARCELO-MAXWELL. Las bandas zurdas de ambos equipos son un primor, debido a las lesiones bla bla bla. Ninguno ha rendido especialmente mal esta temporada, pero siguen estando cinco escalones por debajo del resto de compañeros. Tendrán su momento de gloria.
  • PIQUÉ. Después de hacer el sexto gol la temporada pasada y de decir que el resultado “fue la hostia”, el jugador revelación de la pasada temporada (algo más discreto en esta) se ha recuperado milagrosamente de una lesión que le iba a tener fuera diez días. Los médicos del Barça siguen obrando milagros.
  • CASILLAS SELECCIÓN. Valdés, a sus 28 años, está cuajando una temporada excepcional. Casillas, desde que se deja barba y pica con la no-periodista Sara Carbonero, parece haber menguado su rendimiento. Y aun así, sigue siendo el mejor del mundo, un nivel que mantiene desde hace una década.
  • ¿PUÑETAZOS O APLAUSOS?. En la temporada 2000/2001, (la primera como madridista de Figo), un aficionado del Madrid dio un puñetazo a Pepe Reina cuando éste rapiñaba el balón, intentando evitar que Raúl sacara rápido un córner. Unos años más tarde, en la 2005-2006, Ronaldinho levantó a todo el estadio tras su exhibición. La afición madridista evoluciona. ¿Y la culé?